Burocracia

burocracia
Maravillosa Mafalda y su tortuga Burocracia

Nos hemos acostumbrado a una estructura burócrata y redundante que no hace más que frenar el mayor y más fuerte de los activos que puede tener una empresa: sus trabajadores. Esto viene un poco en relación a mi anterior entrada sobre las subcontratas ya que, visto que estás obligado a formar parte del sistema de subcontratas, intentas verle algún lado positivo.

Lo primero que piensas es: será más fácil así y agilizará las cosas… Nada más lejos de la realidad. Pongamos un ejemplo:

Pepillo Doble Click es un técnico de sistemas que trabaja para Gigante Empresarial Uno S.A. a través de Subcontrata Uno S.A. y Subcontrata2 Enterprises le ofrece un trabajo mejor en Empresa Megalómana Dos S.A.

Pepillo, sin estar obligado, comunica con 15 días de antelación a su empresa Gigante Empresarial Uno cometiendo un error de novato: GEUSA no es su empresa, es el cliente. De esto se da cuenta 2 días después cuando GEUSA le informa de lo mismo vía mail como respuesta a su comunicado. 2 días perdidos en los que tiene que volver a informar, ahora si, a su empresa Subcontrata Uno S.A. (SUSA) añadiendo esos 15 días. 17 en total, y encima SUSA se lo toma mal.

El joven e ilusionado Pepillo informa a Subcontrata2 Enterprises de que en 17 días podrá incorporarse y le citan en 20 para la firma del contrato porque tienen que cuadrar con la gestora de RRHH el contrato. Porque Sub2E tiene gestores y departamento de RRHH pero estas labores en concreto las externalizan.

20 días después, el joven e ilusionado Pepillo Doble Click se levanta de la cama, se pone su mejor traje y marcha a Sub2E a firmar el contrato. 3 horas de firmas y de cursos de PRL gestionados por empresas externas, reconocimientos médicos, cláusulas de confidencialidad dignas de la CIA y marcha a la empresa cliente Empresa Megalómana Dos S.A. o EMDOSA y allí le dan una tarjeta de VISITANTE porque la empresa externa de servicios que se encarga del control de accesos de EMDOSA no ha recibido ninguna documentación que la gestora externa de RRHH de Sub2E tendría que haber enviado a los mismos para que estos se la hiciese llegar a EMDOSA y éstos a su vez a su empresa de control de accesos.

No obstante, nuestro aventurero amigo consigue entrar en el faraónico edificio de oficinas con su tarjeta de visitante y se entera que la persona a la que tiene que sustituir (que pertenece a una tercera subcontrata) lleva un mes esperando y alargando semana a semana su salida, cuando debería estar ya en otro puesto.

Durante tres días Pepillo entra feliz en su trabajo nuevo, tras hacer una larga cola para que le identifiquen como visitante y se dirige a su puesto donde su compañero saliente le forma en las labores propias del cuerpo. Pero por regulación de empresa y por motivos de seguridad marcados por la empresa de Control de Accesos, una misma persona no puede entrar más de 3 días seguidos con una tarjeta de visitante y para poder acceder deben hacer unos tramites y papeleos que les van a llevar entre 4 y 5 días (laborables) en los cuales Pepillo, algo desorientado y confuso, va a estar en casa, cobrando por no ir a trabajar mientras su compañero saliente va a trabajar cuando debería estar ya en otro puesto ya que en una orgía de servicios externalizados, no se han coordinado servicios y no se han aprovechado los 20 días muertos que nuestro joven y ahora ocioso Pepillo Doble Click estuvo de transición entre SUSA y Sub2E.

Tome su lechuguita, Burocracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s